sábado, marzo 13, 2010

Secretaria la que escucha, escribe y calla, y otras joyas de amor de la nostalgia televisiva musical


Los programas nostálgicos me gustan más que un ronroneo de gato y no necesiaramente porque me retrotaigan viviencias propias semiolvidadas. Es más bien la sensación de ver un pasado en el que yo no existía y ponerme en el lugar de esa gente, de sus reacciones, sentimientos, formas de enfrentarse a la vida. Por eso imagino que me gustó tanto Mad Men.

Viendo por internet el programa de RTVE de "50 años de... canciones de amor", además de reencontrarme con actuaciones míticas de ese fondo documental impagable, me topé con estas pequeñas joyas antiguas que hasta hoy no había llegado a ellas.

Después de los anuncios de ginebra Focking, LOS MISMOS -responsables de la versión en castellano de Heidi y del supercalifragilisticoespialidoso- se erigen en los pioneros del graffiti amoroso con "Voy a pintar las paredes con tu nombre, mi amor".


Desde Madagascar, cantando versiones en francés y castellano y midiendo menos de 1.50 todos, LES SURFS con su pegadiza "Cuando digo que te amo" presentan a una mujer que tras "divertirse" ahora por fin ha encontrado el amor de verdad y nadie se la cree.


MARUJA GARRIDO tira de producción mucho más que Gaga-Beyoncé y aparece en un helicóptero en una Barcelona en blanco y negro para contarnos que en cuanto vio a Salvador Dalí se dijo "para mí, es mi hombre, y le doy cuanto fuí, lo que tengo se lo doy a mi hombre". Toma ya. Un amor de los de aunque me humillen seguiré a su lado ("si me pega, me da igual"). No tiene precio el plano en el que Dalí se abre de piernas bajo el Arco de Triunfo y de ellas sale Maruja y sus bailarines.


El pobre de ROCKY ROBERTS acostumbrado a liarse con todas las que le da la gana, va y se encuentra a una más "tremenda" que él y claro se plantea eso de "si hay lío formal contigo, estoy perdiendo mi reputación de que soy tremendo".


DOCTOR POP con unas pintas imposibles fijo que fue uno de los primeros en cantar su amor por una mujer que es la reina de los afters, Lucía, que se divierte bailando hasta el amanecer, siempre se acuesta de día y al verla regresar a horas tan extrañas la gente de la calle comienza a murmurar. Y es que Lucía "vive la vida y sonríe sin dejarse en el amor atrapar".

Doctor Pop - Lucía


En 1976, ANA Y JOHNNY se convirtieron en los pioneros del pimpinelismo con su "Yo también necesito amar", con su afectadísima forma de cantar y su "ahora estoy aquí entre tus brazos y yo también necesito amar". Imagino que se creerían que eran los Carpenters patrios con esta balada rock épica.


Y como bonus track, mi canción preferida de MOCEDADES, que perfectamente podría ser la banda sonora de una versión cañí de Mad Men. Un aplauso por las secretarias del mundo que se enamoran de sus jefes: "Te ayudé a subir peldaños y entre copa y copa me hice necesaria. Y al negarme a ser amable me ignoraste y sólo fui tu secretaria. Hemos compartido juntos tus fracasos y tus triunfos y hasta creo haber tejido yo tus canas, pero allá a las siete en punto tú te ibas con los tuyos y yo a mi casa. Fui también la celestina de tus citas clandestinas y aprendí a estar bien callada, luego un guiño de malicia, una caricia de cumplido y un gentil hasta mañana. Era yo quien escogía las flores que cada día enviabas a tus jóvenes amadas. Era yo quien te firmaba las tarjetas, hasta en eso secretaria"

4 comentarios:

Laura Put dijo...

A mi me llaman rara pq siempre miro 50 años de y cuentame online. ahora me he aficionado a la primera temporada. y es q lo antiguo me va.

L. Elliot dijo...

Somos matrimonio y eso se tiene que notar en nuestro gusto por la nostalgia ficticia

serge gonzález dijo...

Lo de la gitanilla que aterriza en Arc de Triomf con un helicóptero para seducir a Dalí, eso es impagable

ARTE

Hugo Coopel dijo...

que buenos recuerdos se me han venido a la cabeza al escuchar todas estas canciones.
Muchos saludos

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger